SEO negativo, mitos y verdades

El SEO negativo consiste básicamente en realizar una serie de acciones que perjudiquen el SEO de tu competencia. Este tipo de acciones van en contra de todo tipo de moral y ética, pero existen y hay que conocerlas para poder identificarlas si nos viésemos afectados por un ataque de este tipo.

Este tipo de ataques son una realidad, aún queda mucha gente que las practica con la esperanza de ponerse por encima de su competencia, la cual lo está haciendo mejor que ellos y la única forma que encuentra para superarla es utilizando acciones “black hat”.

Pero… realmente funcionan? Depende. Pueden funcionar, pero en casos muy concretos. Primero veamos los dos tipos de SEO negativo más habituales.

Linkbuilding tóxico.

Este ataque de SEO negativo consiste en generar miles de links tóxicos apuntando hacia páginas de tu competencia. Un enlace tóxico, como sabréis, es un link que proviene de una web de baja calidad (una granja de enlaces o una web de spam, por ejemplo). Son fáciles de conseguir, ya que normalmente se venden y los consigues por unos pocos euros. Son los que Google considera como no naturales y por tanto los penaliza. Además, si utilizas un anchor text sobreoptimizado el link será aún más perjudicial si cabe.

¿Funciona este tipo de ataque? Puede funcionar con páginas muy nuevas, que acaban de nacer y aun no ha realizado ningún tipo de linkbuilding. Si la web acaba de crearse y de repente aparecen miles de links tóxicos sin ningún tipo de experiencia previa de links, puede complicarle la vida al SEO cuando trate de posicionar esa web. Pero si la web tiene cierta antigüedad y un trabajo de linkbulding previo, digamos que tu histórico juega a tu favor. Si tu trabajo de linkbuilding hasta la fecha a sido bueno y constante, si de repente miles de links tóxicos entran de una vez hacia tu web, Google es consciente de que puede tratarse de un ataque de SEO negativo y no te afectará en absolutamente nada. Es decir, este tipo de ataques pueden funcionar (y no siempre) con webs recién creadas.

¿Cómo nos damos cuenta de que sufrimos este tipo de ataque? Desde Search Console podemos ver todos los links externos que apuntan a nuestra web. Si vemos que en un periodo de tiempo muy pequeño han aparecido miles de links, sospecha y comienza a investigar. Analiza esos links y valora si provienen de granjas de enlaces, etc. Es fácil intuir si esos links han sido puestos ahí por algún black hat SEO.

Cómo lo solucionamos? Según el propio Google, si detectamos estos enlaces lo primero que tenemos que hacer es contactar con el administrados de esas webs y pedirles que quiten el link. Si pasado un plazo razonable no han contestado a nuestra petición, entonces tendremos que tomar otras medidas. En Search Console tenemos una herramienta, “Disavow”, que es una forma de decirle a Google que esos enlaces no son de nuestro agrado y que no queremos que los tenga en cuenta. Usar esta herramienta tiene que ser la última opción, es algo que a Google no le gusta que usemos.

SEO negativo, mitos y verdades. #SEO #MarketingDigital Clic para tuitear

Eliminación de links.

El otro ataque de SEO negativo más común es el de la eliminación de links. Es decir, tratar de deshacer el trabajo de Linkbuilding que has realizado. El atacante busca los links que apuntan a tu web y se pone en contacto con los administradores de las páginas haciéndose pasar por miembro de tu equipo, pidiéndoles que eliminen los links. Poco a poco puedes ir perdiendo todo ese trabajo y afecte a tu SEO.

¿Funciona este tipo de ataque? En muy raros casos. Quitar miles de link de autoridad de la competencia con esta técnica lleva demasiado tiempo como para lograr algo relevante que pueda afectar de algún modo a su SEO. Además, entiendo que mientras el atacante elimina links, su víctima continua con su trabajo de linkbuilding, que probablemente vaya a una velocidad mayor de generación de links que el atacante en su eliminación. Es mejor gastar este tiempo en investigación de tu competencia para tratar de replicar sus links. Además, suplantar la identidad es sencillamente ilegal.

¿Cómo darnos cuenta de que estamos siendo víctimas de este tipo de ataque? En este caso es algo más difícil, ya que el caso anterior es más evidente. A no ser que llevemos un constante seguimiento de todos los links que hemos ganado con el tiempo, es complicado darse cuenta de que nos están quitando links. A no ser que nos quiten miles de links de una vez, al ser un trabajo constante y de “poco a poco”, puede que no nos demos cuenta. Pero para vuestra tranquilidad, es muy complicado que alguien consiga contactar con miles de webs y que todas a la vez acepten quitarnos el link. Lo más normal es que se haga link a link, lo cual a su vez haga que este tipo de ataque no sea muy efectivo a no ser que tengamos muy pocos links. Además, el webmaster tiene que caer en la trampa y aceptar quitar el link. Es decir, es mucho trabajo para poco beneficio, suele ser más beneficioso y efectivo pedir que agreguen también tu link, imitar el linkbuilding de tu competencia y tratar así de superarla con un trabajo bien hecho.

¿Cómo solucionarlo? La suplantación de identidad es un delito, por lo que si detectas algo así puedes incluso denunciarlo a la policía. Para recuperar tu link, debería bastar con ponerte en contacto de nuevo con los administradores de las páginas que te han eliminado el link y explicarles la situación.

Existen más tipos de ataques de SEO negativo, como la generación de contenido duplicado, comentarios negativos, SPAM, etc. Pero hoy en día tienen muy poco sentido a nivel de SEO. Cómo veis, los dos ataques más comunes de hoy en día son poco éticos, ya que se trata de fastidiar el trabajo honrado de tu competencia, pero sobre todo son poco efectivos. Así que no perdais el tiempo tratando de fastidiar el trabajo de otros y utilizadlo en algo productivo, como trabajar vuestro propio SEO.

[Total:5    Promedio:5/5]

¡Comenta este post!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *